29 octubre 2020

ACS retendrá un negocio industrial de 1.600 millones tras cerrar su operación con Vinci

Compartir esto:

La compañía afronta esta desinversión para centrarse en el negocio de construcción

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) –

ACS retendrá activos industriales por valor de 1.600 millones de euros, a través de su filial de renovables Zero-E y otras 15 concesiones, una vez se produzca la venta al gigante francés Vinci de su negocio industrial por 5.200 millones de euros.

El grupo que preside Florentino Pérez también mantendrá la posición de caja de Servicios Industriales a 31 de diciembre de 2020, aunque su objetivo con esta desinversión es centrarse en el negocio de infraestructuras.

Según fuentes del mercado, el valor de los activos que la compañía mantendrá ascenderá a 1.600 millones de euros, procedentes en su mayoría de los proyectos renovables que mantiene en Zero-E, incluyendo los acordados de manera conjunta con Galp.

El pasado mes de septiembre, ACS cerró con la empresa portuguesa la venta de acciones representativas del 75% del capital de la sociedad que concentra sus participaciones en proyectos de energía fotovoltaica en España, tanto los que se encuentran actualmente en funcionamiento como los que se espera que se vayan desarrollando y se pongan en funcionamiento durante este año y hasta 2023.

El desembolso inicial por parte de Galp fue de 325 millones, contabilizados por ACS como entrada de efectivo en las cuentas trimestrales presentadas este miércoles. El valor total de la empresa conjunta que se espera alcanzar con esta ‘joint venture’ es del entorno de 2.200 millones de euros.

La compañía enmarca esta venta a Vinci en la desinversión de su negocio industrial para poner el foco en la construcción. El negocio de infraestructuras aportó hasta septiembre el 78% de la cifra total de negocio, con 21.318 millones de euros en facturación.

APUESTA POR ABERTIS

En esta división, además de la construcción también incluye el negocio de concesiones, lastrado por la caída del tráfico en las autopistas de Abertis como consecuencia de las restricciones a la movilidad para frenar el avance del Covid-19.

No obstante, el tráfico ha ido recuperándose progresivamente, desde la caída del 64,4% que registró en abril, hasta el 10% que cayó el pasado mes de septiembre, por lo que el grupo seguirá apostando por la creación de valor en Abertis.

La compañía defiende en una presentación de los últimos resultados la «resiliencia» de sus operaciones gracias a la diversificación y modelo de negocio, la «fuerte posición financiera» y el «positivo» balance de nuevos contratos en el futuro.

CL4