9 agosto 2020

Filipinas confirma más de 5.000 casos y supera los 100.000 contagios por coronavirus

Compartir esto:

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno de Filipinas ha confirmado este domingo más de 5.000 casos de coronavirus durante las últimas 24 horas y ha situado por encima de los 100.000 los contagios en el país asiático desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio de Sanidad filipino ha indicado que durante el último día se han confirmado 5.032 casos, lo que sitúa el total en 103.185, al tiempo que ha agregado que otras 20 personas han fallecido, por lo que el total de víctimas mortales es de 2.059.

Asimismo, ha manifestado que otras 301 personas se han recuperado durante este periodo de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, por lo que la cifra total es ya de 65.557 en el país.

El Ministerio ha detallado además que en estos momentos hay 35.569 casos activos en el país, el 90,2 por ciento de los cuales son leves; el 8,2 por ciento, asintomáticos; el uno por ciento, graves, y el 0,7 por ciento, críticos.

Por otra parte, ha puntualizado que el 56 por ciento de las camas en unidades de cuidados intensivos del país están ocupadas, así como así como el 52 por ciento de las camas en unidades de aislamiento.

En esta línea, ha resaltado que el 31 por ciento de los 2.000 respiradores con los que cuenta el país están en uso en este momento. Por último, ha cifrado en casi 1,5 millones el total de pruebas de coronavirus realizadas hasta la fecha.

El Colegio de Médicos de Filipinas publicó el sábado una carta abierta en la que advierte al presidente del país, Rodrigo Duterte, de que se está librando «una batalla perdida contra la COVID-19», debido a un sistema sanitario deficiente y a una escasa concienciación social, por lo que le pidió volver a la cuarentena en la Gran Manila.

Los firmantes, apoyados por más de 80 organizaciones médicas del país, señalaron entre las principales razones del colapso el poco personal disponible en los hospitales. «Nuestros trabajadores sanitarios se están consumiendo con el interminable número de pacientes que llegan a las urgencias», ilustraron.

En respuesta, el portavoz presidencial, Harry Roque, resaltó que el Gobierno está dispuesto a discutir las cuestiones planteadas por los sanitarios en la próxima reunión, si bien descartó una nueva cuarentena.

«El confinamiento estricto en el área metropolitana de Manila sirvió a su propósito, pero ahora necesitamos intensificar otras estrategias. La cuarentena comunitaria por sí sola, repetimos, es insuficiente para controlar la COVID-19», zanjó.