25 junio 2022

UE alerta de un «aumento inquietante de la violencia» en los Grandes Lagos por los combates entre RDC y el M23

UE alerta de un "aumento inquietante de la violencia" en los Grandes Lagos por los combates entre RDC y el M23
Comparte esta noticia:

MADRID, 26 May. –

La Unión Europea (UE) ha alertado este jueves de un «aumento inquietante de la violencia» en la región de los Grandes Lagos ante el repunte de los combates entre el Ejército de República Democrática del Congo (RDC) y el grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23), que ha llevado incluso ataques contra ‘cascos azules’ de Naciones Unidas en la provincia de Kivu Norte (este).

El bloque ha indicado que la región «es testigo además de graves incidentes registrados esta semana en la frontera entre RDC y Ruanda», después de que Kigali denunciara que «muchos» civiles habían resultado heridos por disparos desde territorio congoleño y reclamara una investigación en torno al incidente.

«Los ataques que golpean deliberadamente las poblaciones civiles o a ‘cascos azules’ son contrarios al Derecho Internacional y la UE los condena con firmeza», ha dicho un portavoz del bloque, que ha reclamado a todas las partes a «evitar» un incremento de los combates y a «utilizar todos los mecanismos existentes de verificación conjunta y resolución de diferencias».

«El proceso político recientemente lanzado en Nairobi debe continuar. La UE exhorta a todos los grupos armados que participen sin condiciones», ha subrayado, en referencia al proceso de contactos entre el Gobierno de RDC y algunos grupos rebeldes de cara a alcanzar un acuerdo de paz y poner fin al conflicto en el este de RDC.

Durante una cumbre en abril, RDC y varios países de la región apostaron por un proceso de conversaciones liderado por Kinshasa y con sede en la capital de Kenia, Nairobi, al tiempo que anunciaron un acuerdo para crear una fuerza conjunta a desplegar en la zona contra las «fuerzas negativas» que se nieguen a participar en las conversaciones y entregar las armas.

Los recientes combates entre el Ejército congoleño y el M23 han provocado además el desplazamiento de cerca de 26.000 personas, incluidas 1.500 que han cruzado la frontera con Uganda, según los últimos datos publicados por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El M23 ha sido acusado desde noviembre de 2021 de llevar a cabo ataques contra posiciones del Ejército en esta zona del país, a pesar de que procedió a su desmovilización hace más de ocho años tras combates con el Ejército.

Las autoridades congoleñas y el M23 firmaron en diciembre de 2013 un acuerdo de paz tras los combates registrados desde 2012 con el Ejército, que contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas. Expertos de la ONU acusaron a Uganda y a Ruanda de apoyar a los rebeldes, si bien ambos países lo negaron.

CL11