25 junio 2022

Navarra Suma pide la dimisión de Sánchez y Foro y CC le acusan de debilitar el CNI para «apaciguar» a sus socios

Navarra Suma pide la dimisión de Sánchez y Foro y CC le acusan de debilitar el CNI para "apaciguar" a sus socios
Comparte esta noticia:

MADRID, 26 May. –

El diputado de Navarra Suma Sergio Sayas ha pedido este jueves la dimisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien también ha recibido críticas de Foro Asturias y Coalición Canaria por su gestión del espionaje con el programa Pegasus y acusaciones de debilitar el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con el cese de Paz Esteban como directora para «apaciguar» a sus socios independentistas.

«España no necesita cambiar la Ley de Seguridad Nacional, necesita que su presidente dimita», ha proclamado Sayas durante su turno de réplica en la comparecencia del jefe del Ejecutivo por los casos de espionaje.

El parlamentario navarro ha acusado al Gobierno de vivir «arrodillado y sometido» a «la corte de independentistas» que se sientan en el Congreso y ha tildado de «escándalo dantesco» el tema del espionaje. «Debería dimitir si no sabía nada por incompetente y, si lo sabía, por mentiroso y negligente», ha avisado acusando a Sánchez de haberse reservado primero información sobre una intrusión en su teléfono móvil y contarla después, «aún a riesgo de exponer la seguridad nacional», con el objetivo de «relajar» a los independentistas.

En cualquier caso, a su juicio, los independentistas pondrán «la zancadilla» al Gobierno o se enfadarán «un rato», pero «no le dejarán caer» porque necesitan a Sánchez en La Moncloa. «Usted es lo mejor que ha pasado a los independentistas en 40 años y lo peor que ha pasado a España», ha acusado augurando que «el sanchismo está llegando a su final». «Ya es solo un pato cojo», ha sentenciado.

También el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, ha avisado de que los socios del Ejecutivo son «insaciables» y ha censurado que el Consejo de Ministros «contribuyera» a «debilitar» del CNI «sacrificando» a su directora y convirtiendo a los servicios de inteligencia españoles en «la comidilla de medio mundo».

Además, ha criticado a Sánchez que mantenga a ministros «troyanos» en su Ejecutivo, en referencia a los miembros de Unidas Podemos, y le ha situado en una «deriva suicida» con tal de mantenerse en el poder, «jugando con las instituciones en busca del interés propio».

Muy crítica ha sido también la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, quien cree que el Gobierno solo reveló el ‘hackeo’ a teléfonos de miembros del Consejo de Ministros para tener una «excusa» para el cese de Paz Esteban como directora del CNI. «Necesitaba una excusa para entregar la cabeza de una buena funcionaria del Estado a los socios catalanes», ha censurado.

Oramas ha salvado de sus críticas a la ministra de Defensa, Margarita Robles –«qué buena ministra si tuviera un buen señor»–, y ha avisado a Sánchez de el poder no merece pagar el precio del «sacrificio de gente honesta y digna».

ESPIONAJE DE SUPUESTOS AMIGOS

Para Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, todo este debate genera «preocupación» porque «no se puede estar tranquilo» y es necesario que el Gobierno asuma que debe intervenir e imponer el Estado de derecho para evitar invasiones e intrusismos ilegítimos».

A su juicio, hay un «espionaje inaceptable» utilizado como «herramienta de poder para perseguir a quien se discrepa», y luego está «el espionaje de los supuestos amigos», en velada alusión a Marruecos. «El que se ha atrevido a intervenir su teléfono, a lo mejor es alguien que dice ser muy amigo, Pues igual tenemos un problema con esa amistad», ha comentado.

CL9