25 junio 2022

Familiares del periodista Pablo González reúnen más de 38.000 firmas pidiendo que se respeten sus derechos en Polonia

Familiares del periodista Pablo González reúnen más de 38
Comparte esta noticia:

MADRID, 26 May. –

Amigos y familiares del periodista español Pablo González, detenido el 28 de febrero en Przemysl (Polonia) acusado de espionaje mientras cubría las guerra de Ucrania, han reunido más de 38.000 personas a través de la campaña Change.org/FreePabloGonzalez, que reclama «que se respeten sus derechos.

La petición, puesta en marcha por sus amigos y familiares el pasado abril, recoge que «lleva más de dos meses incomunicado y sin asistencia legal» y alertan de que «ayer un tribunal de Polonia determinó que deberá permanecer en prisión tres meses más y sigue sin poder hablar con sus hijos».

«Ayer un tribunal de Polonia decidió que mi marido, el periodista Pablo González, deberá permanecer en prisión temporal tres meses más. Hemos recibido la noticia sin gran sorpresa viendo la falta de transparencia de las autoridades polacas desde el inicio y las vulneraciones de sus derechos no esperábamos que hoy se hiciera justicia. Lo que sí nos ha sorprendido es que sigan impidiendo que lo visitemos ni tengamos contacto telefónico con él», ha explicado Oihana Goiriena, mujer del periodista.

Asimismo, Goiriena ha criticado «la inacción del Gobierno» respecto a «las vulneraciones de derechos» hacia su marido: «Desde el Ministerio de Exteriores solo hemos escuchado palabras de apoyo a las actuaciones de Polonia. Espero que pronto se produzcan hechos de apoyo hacia un ciudadano al que no se permite hablar con sus hijos. Su familia y amigos esperábamos abrazarlo, verlo o hablar con él la semana que viene pero no va a ser así y ahora se lo tengo que explicar a los niños», ha afirmado.

Según ha informado este jueves Change.org, desde la plataforma ‘Free Pablo González’ aseguran «estar desesperados»: «Pablo es nuestro amigo, padre, marido, compañero y un periodista que lleva años cubriendo conflictos en todo el mundo. Sin embargo, desde hace más de dos meses ni su familia ni sus amigos tenemos noticias de él».

«Quienes le conocemos en profundidad, confiamos plenamente en su inocencia pero ni siquiera queremos entrar en eso», sostienen, al tiempo que piden que «se respeten sus derechos humanos, como los de cualquier ciudadano: que pueda comunicarse con su familia, tener asistencia legal y que se respete su presunción de inocencia entre otras cosas».

«SU SITUACIÓN CONTRAVIENE LA NORMATIVA EUROPEA»

Por otro lado, la plataforma sostiene que «esta vulneración de derechos contraviene la normativa europea»: «La situación de incomunicación en la que se encuentra Pablo y sin asistencia por parte de su abogado contraviene varios de los puntos que recoge la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea que el Parlamento Europeo proclamó en el año 2000. Entre ellas, que ‘toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad'».

También recuerdan que todos los ciudadanos tienen el derecho de ver amparada su «integridad física y psíquica»; «la prohibición de infligir un trato degradante», y a que se respeten sus comunicaciones y su domicilio».

CL90