25 junio 2022

El PNV exige a Sánchez más aclaraciones y reformas frente al espionaje y avisa de que no un cierre en falso no ayudará

El PNV exige a Sánchez más aclaraciones y reformas frente al espionaje y avisa de que no un cierre en falso no ayudará
Comparte esta noticia:

Errejón lamenta que el Gobierno haya ido «detrás de los acontecimientos» en la polémica del espionaje

MADRID, 26 May. –

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, considera que el caso de «los espionajes» con el sistema ‘Pegasus’, tanto a Gobierno como a los independentistas tiene «más implicaciones» de lo que se ve «en la superficie» y requiere más aclaraciones y más reformas porque, según ha avisado, «un cierre en falso» no va a ayudar al Gobierno.

En respuesta a la intervención de Pedro Sánchez en el Pleno del Congreso, el dirigente nacionalista ha señalado que «lo lógico» es pensar que el presidente del Gobierno supiera del espionaje a políticos independentistas que ha sido reconocido por el CNI, y le llama la atención que se espíe a aquellos que tiene representación y con los que es necesario forjar acuerdos. Y si no lo sabía, ha añadido, supondría que el CNI es una célula autónoma que elige objetivos políticos, lo cual le parece «muy grave».

En todo caso, sostiene que el juez que autorizó esa operación no sabía lo que estaban investigando ni conocía el programa Pegasus y sus consecuencias, lo que reafirma la necesidad de actualizar la ley del CNI, que considera «obsoleta». El PNV ya tiene presentada una proposición de ley apostando por ampliar la información que el CNI proporciona al pedir autorización judicial y fijando que sean tres jueces y no uno los que tomen las decisiones, y de forma colegiada.

LA IMAGEN DEL GOBIERNO NO QUEDA EN BUEN LUGAR

Por ello, Aitor Esteban celebra las reformas anunciadas por Pedro Sánchez, aunque, viendo que hay una reforma de la ley de secretos bloqueada desde hace años y que el Gobierno lleva dos ejercicios prometiendo la suya, ha mostrado cierto escepticismo «como Santo Tomás» y prefiere esperar a ver los proyectos del Gobierno.

En cuanto al espionaje al presidente y dos ministros que ha sido reconocido por el Gobierno, el dirigente del PNV no sabe por qué se dice, ya que «no deja en buen lugar» la imagen del Ejecutivo, especialmente tras el cambio de posición sobre de Sáhara Occidental, apuntando veladamente a Marruecos.

Y luego quedarían los independentistas espiados sin autorización judicial y no reconocidos por el CNI, y ahí ha insistido en que falta por aclarar si los operativos se realizaron en fechas no reveladas o si hay otro estamento que disponga de esas herramientas de espionaje, porque no se cree la hipótesis de actores ajenos.

ESCEPTICISMO ANTE LAS REFORMAS DEL GOBIERNO

Todo ello le lleva a insistir en que son necesarias más aclaraciones y pro el PNV se sumó a la petición de crear una comisión de investigación, y más reformas legales, aunque cree que el PSOE siempre las ha frenado, tanto en la transición como cuando disfrutaba del bipartidismo. «Cada vez que ha tenido que afrontar una reforma, su partido fue condescendiente y no empleó la cirugía necesaria», ha remachado.

Por su parte, el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, ha señalado que el Gobierno ha ido en esta crisis siempre «detrás de los acontecimientos» y lo ha achacado a que no estaba «muy seguro» de las actuaciones de «algunos aparatos del Estado, que cree que tienen tendencia a «actuar con cada vez mayor autonomía por encima del control democrático».

Esto lo ha achacado a que cuando gobierna la derecha lo hace «sin contrapesos», mientras que la izquierda «está en el Estado como si fuera un inquilino, intentando no molestar mucho». «Esta batalla hay que darla si se quiere pluralismo efectivo», ha avisado.

De su lado, el diputado del BNG, Néstor Rego, ha sostenido que espiar a adversarios políticos «no es propio de un sistema realmente democrático», ni de forma legal ni ilegal, y ha aludido a una «guerra sucia» durante las últimas cuatro décadas con «terrorismo de Estado, cierre de medios o amparo de corrupción en la Jefatura del Estado».

También el diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha hecho referencia a un engranaje que lleva al autoritarismo, leyendo un tuit de un periodista que vaticinaba que «solo falta el cambio de Gobierno y seremos Polonia».

CL9