26 mayo 2022

El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte bloquea la nueva asamblea

El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte bloquea la nueva asamblea
Comparte esta noticia:

El Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte ha bloqueado la elección de un presidente para la nueva asamblea, lo que la deja bloqueada. El DUP se opone al Protocolo de Irlanda del Norte, que mantiene la región alineada con el mercado único de la UE.

El líder del DUP, Jeffrey Donaldson, dijo que las preocupaciones del partido sobre las nuevas normas comerciales, conocidas como Protocolo de Irlanda del Norte, «no son una mera trifulca política».

«El protocolo es un desafío directo a los principios que han sustentado todos los acuerdos alcanzados en Irlanda del Norte durante los últimos 25 años» del proceso de paz norirlandés, dijo. «Erosiona los propios cimientos sobre los que se ha construido la devolución».

El movimiento del Partido Unionista Democrático profundiza el bloqueo político de Irlanda del Norte, que está alimentando una disputa entre el Reino Unido y la UE que podría convertirse en una guerra comercial entre Gran Bretaña y la Unión Europea de 27 países.

El Sinn Féin lo considera «vergonzoso»

El partido nacionalista Sinn Féin, que ganó las elecciones de la semana pasada, ha condenado la paralización de la asamblea que considera «vergonzosa». 

La líder del Sinn Fein, Michelle O’Neill, acusó al DUP de «tener vergonzosamente al público como rehén de su lío del Brexit». 

Naomi Long, líder del centrista Partido de la Alianza, el tercero más grande en la asamblea, dijo que era «un día vergonzoso para el DUP.» «Queremos servir a los ciudadanos pero se nos impide hacerlo», dijo.

El DUP quedó en segundo lugar en las elecciones. De acuerdo con las normas obligatorias de reparto del poder en Irlanda del Norte, esto otorga al Sinn Fein el puesto de primer ministro, y al DUP el de viceprimer ministro. No se puede formar un gobierno si no se cubren ambos puestos, y el DUP dice que no participará si no se eliminan los controles fronterizos sobre las mercancías que llegan a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido.

Los arreglos para Irlanda del Norte -la única parte del Reino Unido que comparte una frontera terrestre con una nación de la UE- han sido el tema más espinoso de la discordia en el divorcio del Reino Unido del bloque, que se hizo definitivo a finales de 2020.

Se acordó un acuerdo para mantener la frontera irlandesa libre de puestos aduaneros y otros controles, porque una frontera abierta es un pilar clave del proceso de paz que puso fin a décadas de violencia en Irlanda del Norte. En cambio, hay controles sobre algunos productos, como la carne y los huevos, que entran en Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido.

El acuerdo cuenta con la oposición del DUP y otros unionistas de Irlanda del Norte, que afirman que los nuevos controles han creado una barrera con el resto del Reino Unido que perjudica a las empresas y socava la identidad británica de los unionistas.

CL34