30 noviembre 2021

La industria cementera recupera cerca de 60 millones de toneladas de residuos desde 2004, según un informe

La industria cementera recupera cerca de 60 millones de toneladas de residuos desde 2004, según un informe
Comparte esta noticia:

   MADRID, 25 Nov. –

   La industria cementera ha recuperado 57 millones de toneladas de residuos de 88 sectores de actividad desde 2004 a 2019, lo que ha permitido evitar la emisión a la atmósfera de 1 millón de toneladas de CO2 equivalente, según el informe ‘La aportación del sector cementero a la simbiosis industrial’, elaborado por la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (Fundación CEMA) en colaboración con el Institut Cerdà.

   El estudio, presentado en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, analiza el periodo comprendido entre 2004 y 2019 y explora la interconexión de los procesos industriales de 88 sectores empresariales, desde la agroalimentación, la madera, el textil, la petroquímica, minería, siderurgia o el sector papelero.

   Con todo, el informe afirma que la optimización de sinergias ha llevado al sector cementero a convertirse en uno de los mayores recicladores de residuos minerales de España y líder en valorización energética.

   En total, ha reintroducido en el circuito económico casi 60 millones de toneladas de residuos, que abarcan desde residuos de demolición, hasta espuma de azucarera, pasando por un largo etcétera de cenizas, escorias metálicas, lodos, arcillas.

   Así, en el último año analizado, 2019 en el estudio, se valorizaron más de dos millones de toneladas de residuos, la mayoría materialmente (1,4 Mt). La recuperación material permitió reintroducir en la economía residuos procedentes de 39 actividades económicas, mientras que la valorización energética abarcó 49 actividades económicas.

   En suma, se ha ahorrado casi 1 millón de toneladas de CO2 equivalente, que han supuesto un ahorro económico potencial de 115 millones de euros en toda la cadena de gestión de los residuos, al no enterrarlos en vertederos.

   Durante la presentación del informe, se ha expuesto asimismo que en relación con la recuperación material de residuos, la previsible reducción de las cenizas volantes, otras escorias para crudo y yeso artificial procedentes de las centrales térmicas de carbón, materiales relevantes para la fabricación de clínker, podrán ser sustituidas por otros tipos de residuos. Se espera, además, que otros flujos de residuos aumenten en los próximos años, como son residuos de construcción y demolición, estériles de minería, lodos con carbonato de la industria papelera, o silicatos de hierro de la termometalurgia del cobre.

   Finalmente, respecto a la valorización energética, el sector prevé un fuerte crecimiento del uso de combustibles derivados de la fracción resto de residuos municipales e industriales a consecuencia de los límites de la Comisión Europea para el depósito de estos en vertedero, que fija en un 10 por ciento en 2035 frente al 50 por ciento actual.

CL23