29 noviembre 2021

Al Sadr publica siete puntos que impondrá a EEUU tras asumir su partido el Gobierno de Irak

Al Sadr publica siete puntos que impondrá a EEUU tras asumir su partido el Gobierno de Irak
Comparte esta noticia:

MADRID, 16 Oct. –

El líder del Movimiento Al Sadr, el religioso chií Muqtada al Sadr, ha publicado este sábado siete puntos que impondrá a Estados Unidos si finalmente su partido asume el liderazgo en el nuevo gobierno iraquí.

«Quizás una de las cosas más importantes a las que está esperando el mundo para cuando los sadristas asuman el cargo de primer ministro es nuestra postura sobre Estados Unidos y la ocupación», comienza el texto.

En el listado, publicado en inglés, está la reciprocidad, el respeto por la soberanía de Irak, la exigencia de no interferencia en los asuntos internos del país y sus «revoluciones populares» o el distanciamiento de Irak de los «conflictos regionales» de Estados Unidos.

«En el caso de que no se cumplan los puntos anteriores, implicará que (Estados Unidos) está siendo hostil con Irak y no quiere su independencia, soberanía y estabilidad» y ha advertido de «una respeuesta apropiada».

«Igual que la hawza (educación chií) y el colonialismo son contrarios que no pueden existir, Irak y la ocupación son enemigos que tampoco pueden coexistir», ha remachado.

RECHAZO DEL PARTIDO DE ALAWI

Por otra parte, Frente Civil, el partido del ex primer ministro iraquí Iyad Alaui ha calificado de «nulas» e «ilegítimas» las recientes elecciones del 10 de octubre por la baja participación.

Alaui ha comparecido en rueda de prensa para decalrar que los pocos iraquíes que votaron «no tienen derecho a determinar el destino de la mayoría que se abstuvo de votar» y ha recordado que su partido pidió la abstención «por la falta de un entorno seguro y justo».

Según los resultados preliminares publicados por la comisión electoral, el bloque Saairun encabezado por el popular clérigo chií Muqtada al Sadr ha sido el más votado, haciéndose con 73 escaños. Incluye a sadristas, comunistas y otras formaciones.

Por detrás figura la Alianza para el Progreso, encabezada por el presidente del Parlamento, Muhamad al Halbusi, con 41 representantes. Asimismo, la Coalición Estado de Derecho, encabezada por el ex primer ministro Nuri al Maliki, ha obtenido 37 escaños, mientras que el Partido Democrático del Kurdistán (PDK), liderado por Masud Barzani, ha logrado hacerse con 32 representantes.

Tanto la Alianza Al Fatá como Kataib Hezbolá son parte de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de milicias –muchas de ellas alineadas con Irán– paramilitares que apoyaron la ofensiva del Ejército contra el grupo yihadista Estado Islámico.

La tasa de participación, del 41 por ciento, según la comisión electoral es inferior al 44,5 por ciento de 2018, cuando los iraquíes habían acudido por última vez a las urnas, con un mínimo en Bagdad y el máximo en la provincia de Duhok, en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

CL11