26 octubre 2021

Leopoldo López denuncia «presiones» del Gobierno venezolano al hijo de Baduel para que «dé falso testimonio»

Leopoldo López denuncia "presiones" del Gobierno venezolano al hijo de Baduel para que "dé falso testimonio"
Comparte esta noticia:

La familia de Baduel dice que es «falso» que padeciese COVID-19

MADRID, 14 Oct. –

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López ha denunciado este miércoles «presiones» del Gobierno de Venezuela al hijo del fallecido exministro de Defensa Raúl Baduel para que «dé falso testimonio» sobre la muerte en prisión de su padre.

López ha asegurado, en un mensaje en su perfil de Twitter, que Osmar Adolfo sufre esta situación tras haber «visto fallecer» a su padre y haber «rogado durante horas» que le prestarán atención médica.

Asimismo, ha señalado que el hijo del exministro ha sido «víctima de torturas» y está en una «situación de vulnerabilidad» en la que «posiblemente puede también perder su vida», por «la tortura, la negligencia y la maldad» del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y «los esbirros» de la cárcel en la que se encuentra.

López ha lamentado que con el «asesinato» de Baduel, quien «en todo momento alzó su voz y fue irreductible ante los chantajes y manipulación de los custodios», ya son «diez los presos políticos que han fallecido por las torturas en prisión, por la dictadura de Maduro».

Las palabras de López siguen a las del líder opositor venezolano Juan Guaidó, que acusó el martes al Ejecutivo de «asesinar» a Baduel tras doce años de «brutal sufrimiento» en la cárcel, en los que, apuntó, fue «torturado y se le negó atención médica».

Guaidó ha añadido este miércoles que el caso de Baduel recuerda a lo sucedido con el concejal Fernando Albán y el estudiante Juan Pablo Pernalete. «Hace tres años, simularon la muerte de Fernando Albán, para años después terminar confesando su asesinato (…) Con Pernalete también mintieron. En 2017, dijeron que había sido asesinado con una pistola de perno, pero este año admitieron que falleció por el impacto de una bomba lacrimógena en el pecho», ha advertido en un mensaje en Twitter.

«Los familiares de Baduel se enteraron por Twitter. Además, Adolfo, uno de sus hijos, está preso y su mamá falleció en diciembre sin que la pudiera ver. Lo que la dictadura intenta es una práctica repetida. Nos duele lo que pasa y luchamos para cambiarlo», ha alertado.

«FALSO» QUE PADECIESE COVID-19

Mientras, la hija del exministro, Andreina Baduel, ha condenado el «asesinato» y ha dicho que es «falso» que padeciese COVID-19, enfermedad a la que ha atribuido la muerte la Fiscalía de Venezuela.

Por su parte, la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha llamado este miércoles a Venezuela a que «garantice una investigación independiente», así como «la atención médica para todos los detenidos» o la «liberación de aquellos en detención arbitraria», a lo que el Gobierno de Maduro ha respondido expresando su rechazo.

Baduel asumió la cartera de Defensa entre 2006 y 2007, bajo la Presidencia de Hugo Chávez. Sin embargo, en 2010 fue condenado por sustracción de dinero de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y por abuso de poder.

Después de pasar casi siete años en la prisión militar de Ramo Verde, en 2015 fue puesto en libertad condicional, pero dos años más tarde, en enero de 2017 le fue revocada. En marzo de ese mismo año, un día antes de que definitivamente cumpliera su condena, el Gobierno presidido por Nicolás Maduro lo acusó de traición a la patria e instigación a la rebelión.

CL11