17 octubre 2021

La coalición asegura haber matado a más de cien huthis en bombardeos en el centro de Yemen

La coalición asegura haber matado a más de cien huthis en bombardeos en el centro de Yemen
Comparte esta noticia:

MADRID, 14 Oct. –

La coalición internacional que encabeza Arabia Saudí ha asegurado haber matado a más de un centenar de huthis y haber destruido dos embarcaciones cargadas con explosivos en una serie de bombardeos llevados a cabo entre el martes y el miércoles en Yemen.

El portavoz de la coalición, Turki al Malki, ha resaltado que la coalición ha llevado a cabo alrededor de 20 bombardeos en los alrededores de la ciudad de Abdiya, situada en la provincia de Marib (centro) y escenario de una ofensiva por parte de los rebeldes y ha agregado que se han saldado con 108 muertos.

Asimismo, ha resaltado que durante estas operaciones fueron destruidos doce vehículos militares utilizados por los huthis y ha reiterado su compromiso a la hora de «apoyar al Ejército nacional yemení y proteger a los civiles», según ha informado el diario saudí ‘Arab News’.

Al Malki, que el lunes afirmó que la coalición había matado a cerca de 400 huthis en bombardeos durante los cuatro días anteriores ante un repunte de los combates en Abdiya, ha manifestado además que han sido destruidos dos embarcaciones con explosivos en el área de Bab al Mandeb.

Los combates en Marib han llevado a las autoridades estadounidenses a pedir un alto el fuego y han afirmado que la situación en Abdiya «parece un cerco». «Este es otro ejemplo de un lado empujando hacia una solución militar y poniendo gran presión sobre el pueblo yemení», ha dicho un funcionario estadounidense desde la capital de Arabia Saudí, Riad.

De esta forma, ha recalcado que «al cien por cien, no hay solución militar al conflicto» y se ha preguntado «cómo puede una milicia bien armada seguir operando dentro de Yemen y contribuir a los esfuerzos de paz», tal y como ha recogido el citado diario saudí.

«Un alto el fuego es el único paso que queremos que tenga lugar para alejarnos del conflicto y avanzar hacia la paz y la seguridad», ha valorado, al tiempo que ha agregado que los asuntos «pueden resolverse mejor cuando haya una fase de negociaciones». «Nuestros esfuerzos están centrados en unir a las partes para un diálogo», ha remachado.

Por su parte, el portavoz de la Secretaría General de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha resaltado que cerca de 10.000 personas se vieron desplazadas en septiembre en Marib a causa de los combates, la tasa más alta en la provincia en el plazo de un mes en lo que va de año.

Dujarric ha mostrado la «particular preocupación» de la ONU sobre la situación en Abdiya y ha apuntado que en la localidad viven acerca de 35.000 personas, incluidos desplazados internos que llegaron allí huyendo del conflicto en otras partes del país.

«Pedimos a todas las partes en conflicto que cumplan sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario y otras leyes, incluido que garanticen la protección de los civiles y den un paso seguro a los que huyen de las zonas de conflicto», ha puntualizado el portavoz de la ONU.

«Seguimos comprometidos políticamente para ayudar a los yemeníes a alcanzar un acuerdo político que lleve a un alto el fuego nacional sostenido, entre otras cosas», ha dicho, antes de incidir en que ello «tendría un impacto extremadamente positivo sobre la capacidad de entregar una ayuda humanitaria que se necesita de forma desesperada».

La guerra en Yemen, que estalló en septiembre de 2014, enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

CL11