17 octubre 2021

Las empresas no financieras dispararon un 70,5% su beneficio hasta junio, tras la brusca caída por el Covid

Las empresas no financieras dispararon un 70,5% su beneficio hasta junio, tras la brusca caída por el Covid
Comparte esta noticia:

El empleo volvió a crecer, impulsado por un aumento de la contratación fija y por un menor descenso de la temporal

MADRID, 23 Sep. –

Las empresas no financieras registraron un incremento del 70,5% en su beneficio ordinario neto en el primer semestre del año actual, en comparación con la fuerte caída del 71,6% contabilizada en el mismo período del año pasado, provocada por la crisis del coronavirus.

Según datos publicados este jueves por el Banco de España, el crecimiento del resultado ordinario neto fue posible por la recuperación de la actividad de las empresas, así como por el retroceso de las amortizaciones y de las provisiones de explotación, mejorando los indicadores de rentabilidad.

Así, de acuerdo con la Central de Balances Trimestral (CBT), durante la primera mitad de 2021 se recuperaron los niveles medios de rentabilidad de las empresas, pero se mantuvieron por debajo de los valores previos a la pandemia.

La rentabilidad ordinaria del activo neto entre enero y junio se incrementó un 2,4%, en comparación con la subida del 1,8% de un año antes, al tiempo que la rentabilidad ordinaria de los recursos propios se elevó un 3% (+1,9% en el primer semestre de 2020).

Entre enero y junio, el valor añadido bruto al coste de los factores se incremento un 10,3% en comparación con la caída registrada en el mismo periodo del año previo, cuando se contrajo un 22,6%, mientras que el resultado económico bruto del período subió un 23,7% (-41,4% en el mismo período del año precedente).

De su lado, se recortaron un 16,8% los ingresos financieros a causa de los menores dividendos recibidos, que cayeron un 21,5%, mientras que los intereses cobrados aumentaron ligeramente un 1,1%. Los gastos financieros se rebajaron un 7,3%.

EL EMPLEO CRECE UN 1,3%

El empleo efectivo creció en el primer semestre de 2021 un 1,3% en términos de la media del período, frente a la caída del 5,3% que había experimentado un año antes. A pesar de este incremento, las plantillas medias seguían estando un 3,8% por debajo del nivel existente en el mismo período de 2019.

Este concepto no incluye a los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), puesto que estos no generan costes laborales, más allá de las cuotas a la Seguridad Social.

El crecimiento del empleo registrado en 2021 se concentró en el colectivo de trabajadores fijos, con un aumento del 2,2%, mientras que el personal con contrato temporal siguió registrando descensos, pero más moderados que en 2020.

Así, en línea con la positiva evolución del empleo, el porcentaje de empresas que aumentaron sus plantillas efectivas aumentó casi 4 puntos porcentuales en comparación con un año antes, situándose en un 41,3%.

Además, los gastos de personal crecieron entre enero y junio de 2021 un 2%, evolución que se explica tanto por el aumento de las plantillas medias efectivas como por el ligero incremento de las remuneraciones medias.

CL6

Deja una respuesta