17 octubre 2021

El juez de ‘Tándem’ da a Florentino Pérez libertad para actuar porque cree que tiene un «interés legítimo» en la causa

El juez de 'Tándem' da a Florentino Pérez libertad para actuar porque cree que tiene un "interés legítimo" en la causa
Comparte esta noticia:

MADRID, 23 Sep. –

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha rechazado la petición de Iberdrola y ha defendido que el presidente de ACS, Florentino Pérez, puede tener un «interés legítimo» en la pieza separada de la macrocausa ‘Tándem’ –la 17– en la que se enmarca el supuesto encargo que Iberdrola Renovables habría hecho al comisario jubilado José Manuel Villarejo para espiarle.

En un auto del pasado 14 de septiembre, al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 considera que puede «existir un interés conectado» entre los intereses de Pérez y los del que fuera director de Control de Funciones Corporativas de la empresa, José Antonio del Olmo, que comunicó irregularidades a raíz de otro supuesto encargo de Iberdrola a Villarejo.

Por esta razón, García-Castellón ha desestimado la petición de Iberdrola, que solicitaba que no uniera a las actuaciones el escrito de impugnación presentado por la representación de Florentino Pérez en relación con el recurso de apelación interpuesto contra el archivo de la querella contra Del Olmo.

«En tanto que la cuestión objeto del debate aparece conectada con una relevante fuente de prueba que puede sostener el ejercicio de la acción penal, desde la provisionalidad del momento procesal en el que nos encontramos se puede apreciar la existencia de un interés legítimo del recurrente para formalizar su oposición a los recursos de apelación interpuestos por las representaciones de Iberdrola», justifica el magistrado.

ACUSADO DE UN «USO ABUSIVO» DE SU CONDICIÓN DE PERJUDICADO

En un escrito del pasado 8 de septiembre, Iberdrola acusó al presidente de ACS de practicar un «uso abusivo de la posición procesal de acusación». En este sentido, recordaban que Pérez «únicamente «ostenta la condición de acusación particular al considerarse víctima de un presunto delito de revelación de secretos supuestamente cometido en 2009».

Todo ello, después de que Florentino Pérez abogase por dar carpetazo a los hechos relacionados con el propio Del Olmo, en contra del criterio de la empresa. Para el presidente del Real Madrid, los hechos estaban prescritos porque habrían tenido lugar en 2004 y la querella se formuló en 2020.

Así, Iberdrola insistía en que «no se alcanza a entender en qué podrían verse afectados los intereses» de Pérez «por el hecho de que Del Olmo haya cometido presuntamente varios delitos de falsedad en documento privado, ni cómo podría afectar a su intimidad el hecho de que tales delitos estén o no prescritos».

Sin embargo, según García-Castellón «no se aprecian motivos suficientes que justifiquen denegar la unión a las actuaciones el escrito de impugnación presentados por la representación de Pérez en relación los recursos de apelación interpuestos por la representación de Iberdrola».

CL9