27 octubre 2021
El planeta sigue sin freno rumbo al sobrecalentamiento
Comparte esta noticia:

GINEBRA – La reducción temporal de las emisiones de carbono provocada por cuarentenas y cierres a causa de la covid-19 no frenó el implacable avance del cambio climático y el planeta va camino a un peligroso sobrecalentamiento, advirtió un informe de agencias de las Naciones Unidas divulgado este jueves 16.

“Hemos llegado a un punto de inflexión sobre la necesidad de la acción climática. La alteración de nuestro clima y nuestro planeta ya es peor de lo que pensábamos, y está avanzando más rápido de lo previsto”, resumió el secretario general de la ONU, António Guterres.

El informe “United in Science (Unidos en la Ciencia) 2021”, coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), sostiene que cada vez es más probable que, en los próximos cinco años, las temperaturas superen temporalmente el umbral de 1,5 grados centígrados sobre la media en la era preindustrial (1850-1900).

La meta de no sobrepasar ese umbral antes de 2050 fue fijada por el Acuerdo de París, adoptado por 193 países en 2015, que se propone reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que calientan el planeta así como aumentar la capacidad de los países para hacer frente al cambio climático.

A largo plazo, se busca que el calentamiento no exceda de dos grados centígrados para finales de este siglo, recordó el informe presentado en esta ciudad suiza.

La temperatura media global en superficie correspondiente al período 2017‑2021 (hasta julio) se encuentra entre las más cálidas jamás registradas y equivale a entre 1,06 y 1,26 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

“Hemos llegado a un punto de inflexión sobre la necesidad de la acción climática. La alteración de nuestro clima y nuestro planeta ya es peor de lo que pensábamos, y está avanzando más rápido de lo previsto”: António Guterres.

El informe sostiene que “no hay señales de que volvamos a ser más verdes”, y tras un bache temporal en 2020 debido a las limitaciones generadas por la pandemia, las emisiones de los gases de efecto invernadero, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), han vuelto a acelerarse.

Entre enero y julio de 2021, las emisiones mundiales en los sectores de la energía eléctrica y la industria ya se encontraban en el mismo nivel o en un nivel superior al observado durante el mismo período en 2019, antes de la pandemia.

La OMM destacó que en 2021 se han observado fenómenos meteorológicos y climáticos extremos de efectos devastadores, como el calor extremo excepcional en América del Norte y las inundaciones en Europa Occidental, “señales inequívocas del cambio climático causado por las actividades humanas”.

El aumento de las temperaturas se vincula al incremento de la mortalidad y las discapacidades laborales relacionadas con el calor: ya en 2019 se perdieron 103 000 millones de horas de trabajo en todo el mundo en comparación con el año 2000.

La combinación de las infecciones por la covid y los peligros climáticos, como las olas de calor, los incendios forestales y la mala calidad del aire, ponen en riesgo la salud humana en todo el planeta, especialmente en las poblaciones vulnerables.

El nivel medio del mar a escala mundial aumentó 20 centímetros de 1900 a 2018 y, a un ritmo acelerado, 3,7 cm de 2006 a 2018 (medio milímetro por año).

Incluso aunque se reduzcan las emisiones para mantener el aumento de temperatura muy por debajo de dos grados centígrados, el nivel medio del mar probablemente aumente entre 0,3 y 0,6 metros de aquí a 2100, y entre 0,3 y 3,1 metros para 2300.

La adaptación a este aumento residual será fundamental para las amenazadas zonas costeras bajas, las islas pequeñas, los deltas y las ciudades costeras.

Todos estos temas deberán tratarse en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, también conocida como COP26, que se celebrará en la ciudad de Glasgow (Reino Unido), del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021.

La COP26 “debe marcar un punto de inflexión. Necesitamos que todos los países se comprometan a alcanzar las emisiones netas cero para mediados de este siglo y que presenten estrategias claras y creíbles a largo plazo para conseguirlo”, estableció Guterres en la presentación del informe.

A-E/HM

CL14