26 octubre 2021
Líderes piden más recursos para la adaptación al cambio climático
Comparte esta noticia:

ROTTERDAM, Países Bajos – La adaptación al cambio climático debe equipararse como prioridad con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y para ello se requiere un mayor desembolso de recursos, dijeron líderes internacionales en un diálogo del Centro Global de Adaptación (GCA en inglés) este lunes 6.

El diálogo “Un imperativo de aceleración de la adaptación para la COP26”, buscó enviar desde esta ciudad neerlandesa un mensaje a la 26 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para que eleve la adaptación al mismo nivel que los esfuerzos para reducir las emisiones.

La COP26 se reunirá en Glasgow, Reino Unido, del 31 de octubre al 12 de noviembre.

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero es clave para, según el Acuerdo de París de 2015, tratar de reducir el calentamiento planetario por debajo de dos grados centígrados este siglo, y menos de 1,5 grados hacia 2050, en relación con las temperaturas existentes en la era preindustrial.

El presidente del GCA, Ban Ki-moon, quien fue secretario general de las Naciones Unidas entre 2007 y 2016, sostuvo que en todo el globo “los países están preparados para una nueva ambición en materia de adaptación y también para una financiación mucho mayor para la adaptación”.

“Debemos tener muy claro que no hay ningún problema con el Acuerdo de París en sí. Ha sido exactamente el marco que necesitábamos, si tan solo pudiera cumplirse. Las soluciones que ya existen deben compartirse y ponerse en práctica”, dijo Ban.

“Estamos librando una batalla en dos frentes: tenemos que luchar para reducir las emisiones mientras invertimos el mismo nivel de energía para adaptarnos a una emergencia climática global. Millones de vidas y la seguridad de comunidades de todo el mundo ya están en juego”: Patrick Verkooijen.

Al respecto, la actual subsecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, dijo que “necesitamos una inversión masiva en adaptación y resiliencia. Sin embargo, solo 21 por ciento de la financiación climática se canaliza a los esfuerzos de adaptación”.

“De los 70 000 millones de dólares que los países en desarrollo necesitan ahora para adaptarse, solo se está proporcionando una fracción. Y los costos de adaptación para el mundo en desarrollo podrían aumentar hasta 300 000 millones de dólares al año para 2030”, expuso Mohammed.

Las medidas de adaptación se orientan a limitar los impactos, reducir las vulnerabilidades e incrementar la resiliencia frente al cambio del clima de los sistemas humanos y naturales, incluyendo la biodiversidad, los bosques, las costas, las ciudades, el sector agrario, la industria, el comercio y los servicios.

Felix-Antoine Tshisekedi, presidente de la República Democrática del Congo y de la Unión Africana, comparó la necesidad de las tareas de adaptación con las medidas para encarar la crisis económica detonada por la covid-19, y que han movilizado más de 20 billones (millones de millones) de dólares, según dijo.

“Si mostramos el mismo compromiso, la misma voluntad política, podemos recaudar los 100 000 millones (de dólares) por año que se comprometieron en la COP15 en 2009 y se repitieron en la COP21 en París en 2015, para ayudar a los países en desarrollo a luchar contra el cambio climático”, afirmó Tshisekedi.

Agregó que “esto debería haber comenzado el año pasado. De cara a la COP26, espero ver 200 000 millones de dólares sobre la mesa para los países en desarrollo”.

También Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, (FMI) sostuvo que “acelerar la acción climática en los mercados emergentes y las economías en desarrollo requiere que la comunidad internacional continúe cumpliendo con la promesa de 100 000 millones hecha en París, y aún más”.

Agregó que el FMI discute actualmente la posibilidad de integrar un nuevo fideicomiso, de resiliencia y sostenibilidad, para ayudar a los países vulnerables a emprender reformas necesarias para abordar desafíos como los del clima.

Patrick Verkooijen, director ejecutivo del GCA, dijo para resumir el sentido de urgencia a la necesidad de mayor financiamiento para la adaptación y resiliencia que “adaptar el mundo a nuestra emergencia climática es esencial para nuestra seguridad incluso cuando abordamos una pandemia global”.

“De ahora en adelante, estamos librando una batalla en dos frentes: tenemos que luchar para reducir las emisiones mientras invertimos el mismo nivel de energía para adaptarnos a una emergencia climática global. Millones de vidas y la seguridad de comunidades de todo el mundo ya están en juego”, concluyó Verkooijen.

A-E/HM

CL14