27 octubre 2021
Jamaica promueve convivencia de economía y sostenibilidad en era poscovid
Comparte esta noticia:

KINGSTON – La covid-19 golpeó la economía de Jamaica el año pasado, pero aun así su gobierno decidió revisar sus metas de emisiones de gases de efecto invernadero, para crear lo que se ha definido como un paquete de recuperación pospandemia, basado en objetivos de descarbonización más amplios  para los sectores agrícola y forestal.

Según un paquete de planes e iniciativas, este cuarto país por su tamaño, de los 13 que conforman el Caribe insular, reduciría las emisiones de ambos sectores en casi un tercio durante la próxima década, optimizando el uso del agua y la energía y diversificando la producción de alimentos.

Publicado en un momento en el que la mayoría de los países del mundo privilegian la gestión de sus economías tras el impacto en la actividad durante la covid, con medidas que previsiblemente retrasarán sus objetivos de sostenibilidad, los expertos saludaron la diferentes respuesta de Jamaica, pese a que el país también haya sufrido la parálisis provocada por la pandemia.

El experto en cambio climático Carlos Fuller dijo que las nuevas medidas, así tengan una mirada sostenible, también “crearán nuevas oportunidades económicas y generarán empleo para los jamaicanos”, que engloban una población de algo más de tres millones de habitantes.

Los cambios en el uso de la tierra, para el desarrollo y el aumento de las actividades agrícolas, y la reducción de la deforestación reducirán las emisiones hasta 28,5 % para 2030, según el plan, que satisface los objetivos locales e internacionales.

En la actualidad, la agricultura contribuye en 6 % a las emisiones totales de Jamaica, mientras que el uso del suelo y la silvicultura representan 7,8 %.

Jamaica es uno de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) del Caribe y como tal participa este lunes 30 y el martes 31 en el Foro de Soluciones, en que representantes de los 38 países del grupo de todas las regiones del Sur global, analizarán iniciativas innovadoras para lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en apenas nueve años, tras el frenazo que supuso la covid.

Ese Foro de Soluciones está organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el patrocinio del gobierno de Fiyi y la colaboración de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas.

Otras inversiones actuales en Jamaica han dado prioridad a la recopilación, modelización y análisis de datos climáticos.

Proyectos como el de Gestión de Datos e Información sobre el Clima deberían contribuir a mejorar la recogida y el análisis de datos climáticos, reforzando al mismo tiempo los sistemas de alerta temprana. Además, se espera que el Proyecto de Reducción de la Vulnerabilidad a las Catástrofes mejore la resistencia física a las mismas.

Puede encontrar aquí otros artículos sobre el Foro de Soluciones y su contexto.

Los codirectores del Grupo de Estudios Climáticos de la Universidad de las Indias Occidentales,  Michael Taylor y Tannecia Stephenson, descifraron en el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), lanzado el 9 de agosto, los términos de lo que podría significar para la región insular caribeña.

“La intensidad y la frecuencia de las temperaturas extremas en el Caribe están aumentando y seguirán haciéndolo. Esto afectará al uso de la energía, a la demanda de agua y a la producción agrícola, entre otras cosas”, dijo Taylor.

Las emisiones y los objetivos de desarrollo de Jamaica están vinculados al plan de desarrollo Visión 2030, una ambiciosa guía para el desarrollo de esta nación altamente endeudada. Lanzado en 2014, el documento pretende convertir “a Jamaica en el lugar preferido para vivir, trabajar, formar una familia y hacer negocios.”

Ha habido ajustes, actualizaciones y una hoja de ruta, pero Visión 2030 sigue basándose en cuatro objetivos nacionales interrelacionados: los jamaicanos están capacitados para alcanzar su máximo potencial, la sociedad es segura, cohesionada y justa, la economía es próspera y el país tiene un entorno natural saludable.

Según Wayne Henry, director general del Instituto de Planificación de Jamaica (Pioj, en inglés), el organismo encargado del seguimiento de la implementación de los ODS, los resultados en la consecución de los objetivos de Visión 2030 han sido dispares.

En un resumen que realizó en septiembre de 2020 sobre la implementación de los ODS, Henry señaló que Jamaica ha registrado resultados positivos en el sector social, la rendición de cuentas y la gobernanza.

Por ejemplo, se sigue prestando atención a la igualdad de género y al empoderamiento de las mujeres, lo que expresa el dato de que según la Organización Internacional del Trabajo, 59,3 % de los directivos del país son mujeres.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

Pero, en contrapartida,  Jamaica ha tenido problemas, destacó Henry, en los ámbitos de la seguridad y la protección, la sostenibilidad medioambiental y la tasa de enfermedades no transmisibles.

La tasa de homicidios ha oscilado entre 47 y 47,7 por cada 100 000 habitantes en los últimos años, las tasas de diabetes e hipertensión han aumentado de forma alarmante en el grupo de edad de 15 años o más, y el rendimiento medioambiental general ha disminuido.

Aunque los sistemas para la implementación de los ODS están integrados en las estrategias nacionales de desarrollo, la pandemia de covid ha puesto de manifiesto las debilidades de economías como la de Jamaica.

Henry lo resumió diciendo que la pandemia muestra “la rapidez con la que se puede cuestionar una trayectoria de desarrollo”.

La covid paralizó el mundo y, a su paso, trastornó la vida y los medios de subsistencia de miles de personas en el Caribe, cerrando sectores enteros que dependen del turismo y, según el PIOJ, contrayendo la economía jamaicana en 10 %.

Con la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo, el gobierno de Kingston recurrió al sector de la externalización o subcontratación de procesos empresariales (BPO, en inglés), en rápida expansión, presentando esta fórmula como una fuente de empleo muy necesaria, que proporciona un nivel de diversificación respecto a la sociedad agraria de antaño.

Inicialmente centrado en los centros de llamadas, el sector se ha ampliado para incluir áreas más especializadas, como la contabilidad, la gestión de recursos humanos, el mercadeo digital, la animación y el desarrollo de la programación digital, el software

Pero los empleadores del sector se mantienen propensos a la dependencia del sector energético basado en los combustibles fósiles, un factor negativo para un país interesado en reducir las emisiones.

Aun así, Jamaica puede haber captado la esencia de los ODS al equilibrar el crecimiento temporal del sector BPO con su compromiso de reducir los costes energéticos y diversificar la combinación de combustibles.

Tiene previsto, por ejemplo, aumentar el porcentaje de generación de electricidad a partir de energías renovables, de 9 % en 2016 a 30 % en 2030.

Y en 2019, el gobierno puso en marcha un parque eólico de 36 megavatios, que se espera que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 66 000 toneladas métricas de CO2 equivalente al año, lo que equivale a retirar unos 13 000 automóviles de las carreteras.

T: MF / ED: EG

CL14