23 septiembre 2021

CaixaBank asegura al juez de ‘Tándem’ que no sacó provecho alguno de los trabajos de Villarejo

CaixaBank asegura al juez de 'Tándem' que no sacó provecho alguno de los trabajos de Villarejo
Comparte esta noticia:

Afirma que la contratación con el comisario se hizo respetando las normas vigentes

MADRID, 27 Jul. –

El representante legal de CaixaBank Ignacio Redondo ha asegurado este martes al juez del caso ‘Tándem’ que la entidad bancaria no sacó ningún provecho del encargo realizado al comisario José Manuel Villarejo, que según las pesquisas judiciales consistió en que investigara al entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, para evitar que se hiciera con el control de Repsol.

Redondo ha continuado con la declaración que inició el lunes ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, después de que éste imputara a CaixaBank y Repsol por presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos en relación con el ‘Proyetco Wine’.

El cometido de Villarejo habría sido espiar a Del Rivero para que Repsol y CaixaBank, uno de los principales accionistas de la primera, pudieran frustrar el intento de Sacyr de apoderarse de la empresa energética mediante una alianza con la petrolera mexicana Pemex.

Redondo expuso en la jornada anterior que la iniciativa de contratar a Cenyt, la cabecera del grupo empresarial de Villarejo, partió de Repsol, pero que CaixaBank se sumó cuando el ‘Proyecto Wine’ ya estaba en marcha porque tenía un gran interés en cómo se desarrollara y resolviera la pugna interna, al ser uno de los principales accionistas de la petrolera española.

No obstante, el representante legal de CaixaBank ha aclarado en esta segunda comparecencia, que ha durado en torno a hora y media, que el banco no sacó provecho alguno de los servicios prestados por Villarejo, según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press.

Ha explicado asimismo que el entonces jefe de seguridad de CaixaBank Miguel Ángel Fernández Rancaño fue quien autorizó el contrato y el pago a Villarejo porque tenía la competencia para ello. Interrogado sobre a quién reportaba Fernández Rancaño, ha contestado que a varios departamentos, indicando que como su cometido era transversal podía informar lo mismo a Recursos Humanos que a Asesoría Jurídica.

UN «ROBUSTO» SISTEMA DE ‘COMPLIANCE’

Por otro lado, Redondo ha defendido ante García-Castellón que CaixaBank cuenta con un potente sistema de ‘compliance’ para velar por que los procedimientos internos siguen las normas establecidas, desde controles antisoborno hasta resortes específicos contra la revelación de secretos.

En este sentido, el propio banco ha publicado este mismo martes un hecho relevante en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde sostiene que entonces y ahora cuenta con «un robusto Modelo de Prevención de Delitos» que resulta «eficaz e idóneo» para evitarlos, señalando en particular a delitos de cohecho y contra la intimidad de las personas.

En el caso de los servicios prestados por Villarejo, que restringe «de forma puntual y única» al último trimestre de 2011, ha aseverado en esta comunicación a la CNMV que respetaron las leyes vigentes y los procedimientos internos.

La representante legal de Repsol, María Díaz Aldao, también defendió el lunes que la contratación de Cenyt fue perfectamente legal, apuntando que su reputación era impecable, que se hizo de forma transparente y que, en todo caso, los encargos fueron lícitos: no contemplaban «acciones intrusivas».

CL11