24 julio 2021

Campo afirma que Puigdemont es un «fugitivo» y el Gobierno participa en las causas contra él, también en el TJUE

Campo afirma que Puigdemont es un "fugitivo" y el Gobierno participa en las causas contra él, también en el TJUE
Comparte esta noticia:

MADRID, 23 Jun. –

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, se ha referido este miércoles al ex president de la Generalitat Carles Puigdemont como «fugitivo» y ha recordado durante su comparecencia en la sesión de control de Congreso de los Diputados que respecto a su situación «hay separación de poderes» y debe dejarse actuar a la justicia.

Campo respondía de este modo al diputado del PP Miguel Ángel Jerez, que utilizó la pregunta sobre Puigdemont para reprochar al titular de Justicia su firma en los expedientes de indulto a los nueve condenados por el ‘procés’, que a su juicio demuestran que, lejos de atender a sus convicciones profesionales como juez, el ministro está «rendido al sanchismo».

En respuesta a estas manifestaciones, Campo ha defendido la concesión de la medida de gracia como constitucional y ha recordado que el Gobierno participa en los pleitos abiertos contra el ex president huido en Bélgica, entre ellos el abierto en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la resolución que le devolvió de forma cautelar su inmunidad como europarlamentario. «El Gobierno está allí porque se cree la separación de poderes», ha manifestado.

Jerez ha señalado que Puigdemont debe estar «impaciente por saber cuándo le llega su turno» después de que el Gobierno haya permitido que hoy mismo a los nueve presos por sedición «se les abran las puertas y les quiten las esposas» tras llamar a la revolución civil, marginar al discrepante y declarar una «república imposible»; y ha reprochado el ministro que con su decisión haya mostrado una debilidad que hará a los independentisttas «más fuertes».

En este punto, el diputado popular se ha mostrado seguro de que Campo hubiera suscrito los informes de la Fiscalía y el Tribunal Supremo contrarios a la medida de gracia, y en cambio ha firmado unos expedientes contrarios a sus convicciones y su criterio profesional, renunciando a defender el orden constitucional.

«Si quieres hablamos de mi personalidad, instintos, y sobre a quien sirvo, pero lo importante es lo que ayer se ha hecho», le contestado Campo, para añadir que pese a no comulgar con las ideas secesionestas él cree en la convivencia y el marco constitucional, lo que le permite «admitir a quien piensa» como él y no sancionar «ideologías de cientos de miles de personas que miraban a su líderes encarcelados, para que puedan permitirse hablar y dialogar». «respeten al diferente y luchen por la convivencia, que es lo que nos va a salvar como país», ha concluido.

CL9