22 febrero 2021

Un grupo de acreedores de Argentina critican las políticas económicas del Gobierno de Alberto Fernández

Compartir esto:

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) –

Los acreedores privados de Argentina agrupados en el grupo Ad Hoc, que reúne a fondos de inversión como BlackRock, T Rowe o Amundi, ha criticado las «malas elecciones» del Gobierno de Alberto Fernández tras el acuerdo de reestructuración de aproximadamente 65.000 millones de dólares (54.230 millones de euros) de deuda externa, las cuales «están socavando las posibilidades de una recuperación sostenible».

Así lo han expresado los fondos este jueves en un comunicado en el que han criticado la postura de la Administración argentina. El grupo ha explicado que tras el acuerdo de deuda externa, el Gobierno ha retrasado decisiones difíciles y ha continuado con políticas «insostenibles». Entre otros puntos, consideran que los controles de precios, los aranceles congelados y el racionamiento de acceso al mercado de divisas son movimiento «destinados al fracaso y solo acumulan problemas mayores en el futuro».

Los bonistas han destacado que incluso con un acuerdo de reestructuración de deuda alcanzado, el Ejecutivo aún no ha establecido un marco de política macroeconómica integral en el medio plazo. En esta línea, han advertido de que las previsiones de las autoridades argentinas para la inflación de 2021, de aproximadamente un 29%, no son creíbles, ya que algunas estimaciones de economistas apuntan una inflación superior al 45% para este año.

Los tenedores de deuda han resaltado que si concedieron 37.000 millones de dólares (30.728,6 millones de euros) en alivio de flujo de efectivo al país, fue con la premisa de que este implementaría políticas que reducirían el coste del riesgo país.

«Argentina tiene que empezar a tomar en serio los compromisos que asumió con los acreedores durante las negociaciones de la deuda, y el coste de este fracaso no podría ser más claro», han advertido.

En este punto, el grupo de acreedores ha vuelto a incidir en la «formulación de políticas erráticas» del Gobierno, y entre otros ejemplos ha señalado las iniciativas para limitar las exportaciones de maíz e intervenir en los mercados de trigo, la reestructuración de la deuda de YPF y el congelamiento de las tarifas de electricidad, gas y otros servicios. «Todo erosiona la confianza», han advertido.

EL ACUERDO CON EL FMI ES «DESESPERADAMENTE NECESARIO»

Por su parte, el grupo Ad Hoc ha hecho una mención especial a las negociaciones entre el país sudamericano y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la renegociación de deuda entre ambos actores.

Los fondos han calificado dicho acuerdo como «desesperadamente necesario» para Argentina, ya que creen que un programa exitoso con el Fondo «es la única fuente probable de anclajes de política y un marco creíble a medio plazo que puede traer estabilidad».

Sin embargo, los tenedores de deuda argentina consideran que el gobierno está evaluando «seriamente» retrasar un acuerdo con la institución multilateral para «continuar con sus políticas insostenibles por más tiempo».

De su lado, los acreedores han explicado que los mercados de capital de deuda proporcionan una visión de la «poca confianza que tienen los inversores en Argentina», pues mientras que los rendimientos de los bonos recién reestructurados de Argentina se acercan al 16%, Paraguay, un vecino que históricamente proporciona mano de obra migrante a Argentina, emitió recientemente bonos a 12 años con un rendimiento del 2,74%.

«La falta de articulación de una trayectoria política creíble impide la estabilidad y el crecimiento en lo que podría ser una economía competitiva si tan solo las autoridades optaran por anclar las políticas económicas en torno a un marco macroeconómico coherente con el apoyo del FMI», han advertido los fondos.

CL8